31 dic. 2011

El 2011 en música (mi 2011)

La música es probablemente uno de mis compañeros inseparables en esta vida, es algo que desde hace años me apasiona y nunca se ha mantenido estático, siempre cambiante.

Otra de las características de la música para mi —y estoy seguro no estar solo en ello— es de que algunas de ellas puedo atarlas a lugares, momentos y personas de forma muy concreta; debido a esto me decidí a hacer una pequeña compilación de las canciones que tuvieron algún significado en mi 2011: desde canciones que simplemente me encantaron, hasta aquellas que me recuerdan a alguien, algo o algún lugar.

Aclaro que no tienen ningún orden en particular —mas allá de la primera división típica de "otros" y "heavy metal"—, según se vienen a mi cabeza, aparecerán en esta entrada.  Ademas, no todas son del 2011: ese no es el objetivo. :)


Y en otras noticias, en el 2011…


Este año 2011, si puede resumirse de una manera sucinta, puedo decir que me dejo de todo y me quede sin nada.


26 dic. 2011

Re: "solemos no hacerle caso a quien nos quiere de verdad"


Karina (@Karialeh) en Twitter pregunto mi opinión acerca de la frase "solemos no hacerle caso a quien nos quiere de verdad", y me pidió colocar la respuesta en mi blog para leerlo —gracias por eso =)

Desde la noche que me lo envió (el 25/XII) estuve dándole vueltas en mi cabeza para encontrarle principio y fin al asunto, cual rumia mental para ideas, pero no termino de convencerme de la validez general de la expresión, debido a que esta en relación a demasiadas variables no puedo decir que sea máxima alguna; siento si no es esta la respuesta que esperabas ver Kari.

Pero como Uds. sabrán —los que me leen o me conocen, al menos—, tengo la costumbre de extenderme más de la cuenta, así que decidí hacer una disección de la premisa para justificar mi opinión.


24 dic. 2011

Aquella nostalgia navideña

¿Cuantas veces no han escuchado o visto la frase "la navidad es consumismo"? Mucho, seguro estoy de ello.

Pero hay una característica que uds. olvidan, que es tan tradicional como la festividad del nacimiento de Dios hecho hombre, los regalos, la comida, el consumismo y todo lo que quieran llamarlo... estos son días de nostalgia.

¿No me creen? Enciendan su radio, vean los vídeos publicados en las redes sociales, vean las publicaciones mismas... todos anhelamos y recordamos algo en estas fechas, probablemente mas fuerte que en cualquier otro día. El mundo se ASEGURA que recordemos aquello que no tenemos, anhelar lo que nunca tuvimos y valorar lo presente.

...solo un comentario.

20 dic. 2011

El fuego y luz


Observen y sientan su alrededor, pues durante las festividades los símbolos circundantes de todo evento se pueden reducir a dos: el fuego y la luz.  Desde la —tan nuestra— celebración de Quema del Diablo, pasando por el olvidado Domingo de Adviento hasta incluir las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo.  Velas, candelas, luces de navidad; inciensos, cohetillos, fuegos artificiales; la esencia de nuestros deseos se representan por luminiscencia y calor.

Que la luz ilumine tus caminos futuros

Por eso mismo, el fuego y la luz representan un deseo y acción en nuestras almas y en nuestros corazones, ese deseo que puede representarse a través de la amistad, el amor y la compañía —contrastes dicotómicos de contrapartes como la enemistad, el odio y la soledad—, un deseo que nos empuja a dejar de ser personas y comenzar a ser humanos.
   
Es con esto, entonces, que debemos trasladar este fuego y luz físicos, en deseos y acciones para con nosotros y los demás: iluminemos al mundo a través de nuestro ejemplo, de nuestros valores, de nuestras costumbres; iluminemos al mundo con iniciativas, con buen corazón y con acciones que nos unan mas al que nos rodea y no nos separen del resto.  Brindemos calor a aquellos que nos rodean a través del amor, de la amistad y del cariño; a través de un abrazo, un beso, una sonrisa o, quizá, un simple gesto que recuerde al prójimo que realmente no esta tan solo.

Y que el fuego de la humanidad te acompañe en tu vida

En estas festividades —en el resto del año y en la totalidad de sus días— mi deseo es, de todo corazón, ardiente fuego y fulgurante luz.



¡Felices fiestas y hasta siempre!

19 dic. 2011

#np Ulver - [Teachings In Silence (2002)]


Contrario a la creencia popular, mis hábitos musicales no consisten solamente en 'música del demonio', 'música con indigestión' o simplemente bulla —como muchas personas creen, incluyendo también aquellos que considero amigos cercanos—; como pocos se atreven a conocer, mis gustos por la música son bastante amplios, rondando a través de distintos espectros auditivos.

Y es aquí donde realiza su entrada este ejemplo: si alguno de los discos que escucho se le podría catalogar como ‘ruido’ seria este, y en todo caso la nomenclatura no seria nada lejana de la realidad.  Teachings in Silence es una pieza ambiental minimalista, consistente en sonidos particulares encontrados en equipos electrónicos: en el ambiente de la música electrónica se le conoce como glitch.

Pero no es solo glitch el incluido en este disco, sino también  acompañamientos de piano, cuerdas y otros instrumentos.  Al principio puede ser difícil de digerir —la primera canción dura poco mas de 24 minutos— pero si tiene el deseo, se puede encontrar una pieza de música muy versátil que utiliza sonidos poco comunes para crear arreglos, en mi humilde opinión, muy bellos.

Si por alguna razón les nace la curiosidad de conocer un fragmento de este disco —cosa que dudo de la mayoría que leen este blog; no lo tomen a titulo personal— les dejo un link con el tercer corte del disco "Speak Dead Speaker"



17 dic. 2011

Tips de un INTJ (mas bien varios), para el mundo.



Desde hace tiempo me interesado mucho en la tipología INTJ, acaso porque me recuerda mucho a mi mismo.  Debido a eso, y en un tema de foro relacionado, logre descubrir varias características que son comunes entre aquellos que compartimos esta forma de ser; véanlo como una especie de hoja de trucos para tratar con nosotros.

  • Nuestra fortaleza proviene de la lógica y los pensamientos innovadores.
  • Si no nos interesa la conversación, puede que pretendamos escucharte pero realmente no nos importa lo que digas.  Demasiada insistencia en esto puede molestarnos.
  • Tardamos demasiado en abrirnos, si es que lo hacemos.
  • Tenernos como amigos es tener a alguien que esta dispuesta a usar todo su capacidad para ayudarte.
  • Tendemos a ser un tanto manipuladores, aun si no lo notas.
  • O no llevamos REBIEN o no hacemos clic con alguien, rara vez hay algún punto medio.
  • Somos terriblemente insensibles con nuestras expresiones, pero no lo hacemos a propósito.  Si de alguna manera quisiéramos ofenderte, lo haríamos de forma directa.
  • Somos reservados, no somos fanáticos de la charlas triviales, horriblemente toscos, mejor con ideas que con detalles, alto sentido de la justicia.
  • Aunque seamos toscos con nuestras expresiones hacia otros, lo vemos como una forma de mejorarte; como una manera de que, potencialmente, alcances nuestros estándares prácticamente imposibles, mismos que rara vez alcanzamos nosotros.
  • Por otro lado, aunque somos toscos y directos, no lo hacemos de forma innecesaria; es decir, no tenemos ningún problema con ser "ofensivos" cuando lo que tenemos que decir es relevante y de importancia alguna.   Si es algo trivial, y posiblemente ofensivo, es muy probable que nos reservemos el comentario.
  • No nos agrandan los pequeños regalos o cumplidos sin sentido ni fundamento; ¿por qué? Porque después nos sentimos obligados a reciprocar el gesto inmerecido, de forma casi forzada.
  • Nuestras actividades sociales se basan en entender patrones y lógicas detrás de las interacciones sociales.
  • Contrario a la creencia popular, tomamos nuestras relaciones muy en serio y somos bastante capaces de demostrar afecto por otra persona.
  • Tomamos muchas de las cosas que se nos dice como crítica constructiva y tratamos de mejorar en ese aspecto, de ser posible.
  • A menos que nos des una razón valida para acordar con tu opinión o punto de vista, no lo haremos.  Una de las razones por las que no es sano debatir con un INTJ, rara vez vas a ganar.
  • Los emocionales tienden a ser un tanto problemáticos para nosotros, debido a que ustedes se ofenden increíblemente rápido y por cualquier nimiedad; pueden ser MUY pasionales lo cual nos termina confundiendo muchas veces.
  • Al final, los emocionales se nos antojan como personas a las que no se les puede encontrar sentido, nunca.  Es hasta cierto punto frustrante lidiar con alguien y no saber de que forma reaccionaran y el por qué de esa reacción.
  • Cuando tendemos a abrirnos, lo hacemos si lo creemos apropiado y la otra persona parece genuinamente interesada; si no es así, nos callamos.  
  • Podemos intuir las emociones de otros al analizar la razón detrás de sus acciones y expresiones, pero normalmente no le damos importancia a menos que nos afecte de forma directa.
  • NO SOMOS DESCORAZONADOS.  Solo porque alguien nos da una mala primera impresión, no significa que los descartamos del todo; la tolerancia es de gran valor para los INTJ.
  • Nos gusta aprender constantemente (aunque a veces nos preguntamos, ¿a quien no le gusta?).
  • Introvertido o extrovertido, al final no importa; nos interesa mas el carácter en sí de la persona que cualquier nomenclatura que quieran darse.
  • Somos un tanto calculadores, tendemos a realizar especies de diagramas de flujos con los posibles. resultados de una acción dada, desde proyectos educativos/laborales hasta simples conversaciones.
  • No nos preocupan o ponen nerviosos las interacciones con el sexo opuesto siempre y cuando no haya algún interés o posibilidad de algo mas: porque si existe esa posibilidad, también existe la posibilidad de echarlo a perder (aunque soy de la opinión que esto es igual para la mayoría de hombres, no solo los INTJs)
  • Somos bastante independientes y de mente abierta.
  • No, no es que no tengamos emociones; simplemente no nos dejamos controlar por ellas.

12 dic. 2011

Adviento: una nueva experiencia (pues nunca se sabe suficiente)


Cortesía de Gabriela Santizo, este fin de semana tuve el agrado de experimentar una actividad que, hasta el momento mismo de su inicio, me era totalmente desconocida.   Esta actividad —de índole religioso— se le conoce como adviento y, en términos muy generales, se realiza cuatro domingos antes de la navidad; durante estos domingos los participantes —familia, amigos, conocidos o, como en mi caso y un amigo mío ese día, total desconocidos— se reúnen para convidar bajo el manto de lecturas bíblicas, cantos y pensamientos teológicos relacionados a las celebraciones que se aproximan.

Se enciende una vela por cada domingo de Adviento celebrado
Mi núcleo familiar es católico, devotos de pero no así fanáticos, pero nunca fue participe de estas actividades paralitúrgicas —probablemente de allí se deriva que mi espiritualidad sea tan particular, es influencia directa de mi familia.  Yo, por otro lado, no me considero capaz de definirme bajo ningún estandarte de Iglesia organizada alguna, aunque por razones de costumbre, crecimiento y educación soy mucho más parcial a los rituales más tradicionalistas del catolicismo —se me antoja que poseen un aire mucho más místico, respetuoso y suntuoso que muchos otros— y por lo tanto participo en ellos con mayor interés que en cualquier otro ritual posible.  …pero veo que una vez más digreso.

El punto al que quiero llegar es que se me hizo una actividad muy interesante, si quiera por que ofrece la posibilidad de unir a la familia en un ambiente de convivencia y de tranquilidad; para aquellos de mayor creencia ofrece una oportunidad de meditar acerca del verdadero objetivo de las festividades y esperarlas bajo en tono espiritual y de fe correcto.

Debido a que nosotros éramos los entes ajenos al ya establecido circulo —en términos actuales, aunque presiento eso puede llegar a cambiar para mi amigo— sentí la necesidad de participar, siquiera (y en términos que utilice para justificar mi inesperada participación) para ganarnos la merienda ofrecida después de la actividad; mi participación fue normal, utilizar la situación actual con el enfoque de las celebraciones próximas y partir de allí —además ejercitando, por otro lado, el mantra de “saber que decir y cuando decirlo”; nunca esta demás dejar una buena imagen a donde se va.

Fue interesante, diferente y puedo decir que dejo algo más a mi persona, el conocimiento de ciertas actividades que están totalmente fuera de mis círculos habituales —en estos últimos años me he visto rodeado de forma cada vez más y más notoria de personas con inclinaciones religiosas protestantes— y que, tal cual expreso en el título de esta entrada, me ayuda en buscar esa búsqueda de conocimiento en pro de encontrar aquello que complete mi existencia.

7 dic. 2011

Hombres y mujeres ‘imbéciles’: un estigma enraizado de las relaciones interpersonales


Incontables veces he escuchado las ‘quejas’ de muchas personas (principalmente a mujeres, que son las más vocales en estos asuntos) acerca de que todos los integrantes del sexo opuesto son unos imbéciles sin remedio y que en este mundo no existen más que estos ejemplares.  Así que, como tengo la mala costumbre de no poder quedarme en silencio, doy mi opinión del asunto.

No, no solo imbéciles hay en este mundo; también existen personas perfectamente normales y comunes —léase, no-imbéciles—, pero estos tienden a ser olvidados cuando estos comentarios son publicados; no creo poder culparlos, muchos de estos se hacen bajo estados alterados, ya sea por influencias externas (alcohol) o internas (desazones sentimentales), y por lo tanto tienden a generalizar.

Estoy completamente seguro que las personas que hacen estos comentarios conocen perfectamente a varios de estos tipos ‘normales’, aun mas, seguro han encontrado a varios prospectos de estos normales que pueden interesarles —porque el conocer a uno y el que te interese uno son dos monstruos totalmente distintos— pero parecen enraizarse y recordarse tan solo del imbécil que no les hace caso, que los ignora o que simplemente tiene ese placer sádico de tratar mal al mundo, al extremo de parecer que solo de estos tipos de personas se rodean; la 'mala memoria' puede justificarse a través de que los humanos tendemos a recordarnos tan solo de lo negativo, mas no lo positivo, con la esperanza de que estas experiencias nos eviten el volver a caer sobre los mismos agujeros una y otra vez —cosa que a titulo personal considero una falacia perpetuada por la historia, pues es claro que a niveles micro y macro el hombre cae y vuelve a caer por errores muy similares.

Pero es perfectamente entendible que se quejen, de alguna manera tienen que ventilarse esos desagrados, pero me pareció importante aclarar que las generalizaciones solo plasman una mala fama para el resto de las personas.  Fundamento mi opinión en la idea de que conozco a ambos arquetipos, pero por mucho los más mencionados son aquellos que pintan en luz negativa al grupo en general; los buenos, los normales, los decentes son típicamente dejados en segundo plano.

De ninguna manera estoy diciendo que exista el hombre/mujer perfecto —sea en cualquiera de los dos ejes, bueno y malo—, pero si es seguro que en algunos tantos la bondad es un factor mucho mas determinante que en otros.

¿En qué clasificación caigo yo? ¡Ja! Es el tipo de cosas que no considero mi derecho de juzgar de mí mismo; que otros terceros lo decidan, nosotros mismos también tendemos a enmascarar nuestros lados malos y ensalzar los buenos, no somos quien para ejecutar tal juicio con imparcialidad.

6 dic. 2011

Personalidad INTJ, ¿acaso me describe?


Pues en esos momentos en los que sé que tengo que trabajar en mi tesis, mas no lo hago por puro desinterés, decidí volver a tomar uno de esos test de personalidad en internet —sí, aquellos que son tan confiables— para pasar el tiempo.  

Tenía ya un buen par de años desde que lo tome la última vez, si mal no recuerdo el resultado no cambio, y ahora pareciera encontrarme más cerca de ese arquetipo que en otras ocasiones, ahora que creo ‘conocerme’ un tanto más.

Como pocas veces en mis entradas del blog, si tiene tiempo de leerlo completo, quisiera que me comentaran aquí, en FB o por Twitter si Uds. creen, toda vez consideren que me conocen lo suficiente, que este fragmento me describe en cierto grado.

A continuación les traduzco una descripción acerca de esta particular tipología <http://typelogic.com/intj.html>:


Para terceros, INTJs (N. del T.: Introverted iNtuitive Thinking Judging; introvertidos, intuitivos, racionales calificadores/juzgadores) parecen que proyectan un aura de “definitud” o confianza en sí mismos.  Esta confianza, a veces confundida por simple arrogancia por los menos decididos, es en realidad de una naturaleza muy específica, no general; su origen está en el sistema de conocimientos especializados que la mayoría de INTJs empiezan a construir desde una temprana edad.  Cuando se trata de sus áreas de especialidad —y los INTJs poseen varias— ellos son capaces de decirte, de forma casi inmediata, si pueden o no ayudarte, y si pueden hacerlo, como.  INTJs saben lo que saben, pero probablemente más importante, saben lo que NO saben.

INTJs son perfeccionistas, con una aparentemente interminable capacidad de mejorar sobre cualquier cosa que tome sus intereses.  Lo que los previene de sofocarse de forma crónica con esta búsqueda de la perfección es el pragmatismo tan característico del tipo: INTJs aplican (a veces de forma despiadada) el criterio “¿realmente funciona?” a todo, desde sus propios esfuerzos de investigación hasta las normas sociales prevalentes.  Esto, en turno, produce una inusual independencia de mente, liberándolos a los INTJs de las ataduras de autoridad, convenciones o sentimientos por su propio bien.

INTJs son conocidos como los “constructores de sistemas” de todo la tipología, posiblemente en parte porque poseen la inusual combinación de imaginación y confiabilidad.  Sea cual fuere el sistema que el INTJs esté trabajando es el equivalente de una causa moral; tanto el perfeccionismo como el ignorar la autoridad puede aparecer en el juego, pues los INTJs pueden ser despiadados tanto con ellos mismos como con otros en el proyecto.  Cualquiera considerado como un holgazán, incluidos los superiores, va a perder su respeto —y generalmente se le hará ver eso; INTJs también han sido conocidos por tomarse a si la implementación de decisiones criticas sin consultarlo con sus superiores o compañeros.  Por otro lado, tienden a ser escrupulosos y ecuánimes al reconocer las contribuciones individuales de otros en el proyecto, y tiene la habilidad de aprovechar oportunidades que otros pueden ni siquiera notar.

En términos generales, los INTJs “hacen” lo que “conocen”.  Carreras típicas para un INTJs son en los campos científicos o de la ingeniería, pero también pueden ser encontrados en cualquiera que combine el intelecto y la incisividad (ej. Leyes, algunas áreas académicas).  INTJs puede escalar a posiciones de mando siempre y cuando estén dispuestos a mercadear sus habilidades, así como mejorarlas, y (sea por ambición o por deseo de privacidad) muchos encuentran útil el aprender a simular en cierto grado un deseo de conformismo a manera de enmascarar su inherente poca convencionalidad.

Relaciones personales, particularmente las románticas, pueden ser el talón de Aquiles de los INTJs.  Aunque pueden importarles profundamente otros (normalmente, unos pocos), y están dispuestos a invertir una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en una relación, el conocimiento y la confianza propia que los hace tan exitosos en otras áreas puede súbitamente abandonarlos o confundirlos en situaciones interpersonales.

Esto sucede, en parte, porque muchos INTJs no tiene una compresión rápida de los rituales sociales; por ejemplo, tienden a tener poca paciencia y menos comprensión para detalles como charlas triviales o coqueteos (que muchas otras tipologías consideran la mitad de la diversión en una relación).  Para complicar más las cosas, INTJs son personas extremadamente privadas, y pueden ser naturalmente imperturbables, lo que los hace fácil de leer o entender de forma equivocada.  Probablemente el mayor problema fundamental, acaso, es que los INTJs realmente desean que las personas tengan sentido.  Esto resulta normalmente en una particular ingenuidad, similar a muchos de los Fs (N.del T.: Feeling; emocionales)  —la diferencia siendo que los últimos esperan una inacabable afección y empatía en una relación romántica, mientras que los INTJ esperan una inacabable lógica y franqueza.

Probablemente la mayor fortaleza para un INTJ en el área interpersonal son sus habilidades intuitivas y su disponibilidad de “trabajar” en una relación.  Aunque como Ts (N.del T.: Thinking; pensadores o racionales) no siempre tienen la empatía natural que muchos Fs tienen, la función Intuitiva puede funcionar como un buen sustituto al sintetizar los posibles significativos detrás de un cambio en el tono de voz, una frase o una expresión facial.  Esta habilidad puede ser afinada y dirigida por consistentes y repetidos esfuerzo para comprender y apoyar a aquellos que quieren, y esas relaciones que al final se establecen con un INTJ tienden a ser caracterizadas por ser robustas, estables y de buena comunicación.