14 feb. 2017

Si el amor se cae ¿todo alrededor se cae?

El punto de esto no es precisamente recomendar una canción, no; la historia en sí si está relacionada a la canción aclaro.

Por primera vez escuché yo esa canción fue durante un momento de debilidad emocional en mi vida, allá por el '11 y en ese tumulto al que uno solo se va metiendo le di un significado muy particular: la desazón amorosa mata por dentro; todo se quiebra y cae.

Hoy, ya con unos años más encima y otro mundo de historias por contar acepto claramente que el significado lo tome mal; esto no es acerca de cómo una mala pasada sentimental, de las cuales sufrimos muchas a lo largo de nuestra vida, es capaz de botarnos el mundo -valga lo dramática de la expresión- sino que va más allá.

Hoy en día se escucha mucho aquello de que esta fecha -14 de febrero para los que amanecieron dormidos como yo- es ya algo trillado, comercial, un solo número y un solo sentido; hay una gran parte de razón para ello porque eso es lo que los medios nos alimentan ad nauseam, pero vengo yo a ofrecer no una defensa para la fecha, sino para lo que se supone que debe de significar.

Que un desamor quiebra y mata, o eso parece, es una realidad. Vamos, se sufre y se goza por el amor a por igual, y estamos tan empujados por nuestra sociedad a comprender el amor como algo puramente filial que olvidamos que eso, esto, va mucho más allá.

Amamos las flores, los dulces; las buenas películas y la buena música; una aventura al aire libre y un momento de paz y soledad. Amar es, acaso, eso de entregar nuestro ser, nuestro enfoque y sentimiento por algo o alguien más.

Y entonces ¿qué? Que si acaso se sufrió por alguien el amor no vale, no existe. Que si nos rompieron el corazón la cosa ya nunca será igual y así... Y así nos olvidamos, nos prohibimos, de recordar que el amor es mucho más que una sola persona; que el amor viene, empuja, jala y motiva a vivir la vida al tope, por aquello y aquellos que merecen nuestro amor.

Así que si, la canción tiene un gran punto de verdad: si el amor se cae, todo alrededor se cae; pero no porque una persona X se vaya todo cae, sino porque al olvidar todo aquello que podemos amar que va más allá de un nombre y apellido estamos dejando caer todo lo bueno que hay afuera.

Que por mal entender el amor filial como el amor absoluto, el onírico y el esencial, dejamos a un lado aquello que la vida presenta, aquellos que nos hace temblar, llorar, gritar, reír y bailar.

Cuando el verdadero significado del amor cae, todo eso sí cae, como arena entre los dedos.

Categories:

0 comentarios:

Publicar un comentario