19 jul. 2011

Argumentativo por naturaleza.

Siempre he sido una persona antagonista, con inclinación a argumentos y discusiones; independientemente de lo que puedan imaginar no es por ser pendenciero, ni vindicativo.

Un gran problema que tiene el hombre es el pretender que se tiene la razón, o querer que esto sea una realidad.  Precisamente debido a esta naturaleza argumentativa he podido conocer tantos y muchos diversos puntos de vista acerca de millones de cosas que la gente dice, que la gente piensa o que la gente omite; el cerrarse al escuchar a otros solamente lleva a la ignorancia, a la discriminación y la intolerancia; el atreverse a escuchar lo que otros tienen que decir, aun si pensás que es una real idiotez, te da la posibilidad de analizar esas otras tantas perspectivas que, de forma personal y unilateral, serian totalmente desconocidas.



Escuché mientras escribía: Immolation - [Harnessing Ruin (2005)] - Dead To Me

¿Juegos políticos o política de juguete?

Creo que debido a mi edad —y precisamente debido a una de estas trends actuales— me encuentro mucho más interesado e involucrado en los razonamientos de mi voto; tal vez es la idea de que no se vota para poner a algún tipo en un asiento bonito por los siguientes 4 años, sino que se debe votar para buscar mejoras a mediano y largo plazo…  pero digreso.

El punto es que, al ver muchas de las cosas que se realizan en las campañas políticas, he notado cierto trends que tienen como intención estimular el voto por parte de ciertos sectores sociales/culturales en Guatemala: La diversidad en vice presidenciables y los Dipukids.

¿Han notado que, a diferencia de elecciones pasadas, algunos partidos componen sus binomios de un hombre y una mujer?  El caso más lógico es, por supuesto, el de la coalición UNE-Gana, debido a que, con su candidata principal como mujer, la posibilidad de tener un binomio diverso era muy alta; siendo el mismo caso el del partido WINAQ, con Rigoberta Menchu a la cabeza.  Una tercera opción pudo haber sido la de Zury Ríos, pero debido a razones legales, su participación en la actual contienda se vio restringida.

El PP tiene como propuesta de Vice a la Roxana Baldetti, diputada por la misma agrupación, quien ha acarreado fama debido a su fuerte personalidad frente a las cámaras, cuando se le entrevista/discute tema de las políticas actuales dentro del Organismo Legislativo

El partido VIVA, aunque no tiene un binomio con estas características, también posee dentro de su estructura de campaña a una mujer como forma de atraer votos: Nineth Montenegro.   Una fuerte personalidad dentro de la política y sociedad guatemalteca, Montenegro presenta una imagen de fiscal de muchas de las políticas actuales; siendo además conocida por ser activista humanitaria.

Asimismo, con el tiempo, fueron presentándose los “Vices” de otras agrupaciones políticas, algunas de ellas siguiendo el camino estándar en la política guatemalteca —ambos hombres—, pero hay dos casos especiales, particulares quizá, que me llamaron la atención: el partido LÍDER y el partido. 

En el caso del primero, se propone a la Sra. Raquel Blandón, ex esposa del ex presidente Vinicio Cerezo.  Puede que esté equivocado —lo más probable es que así sea— pero creo que muy pocos vieron venir esta decisión; no hay un rasgo definitivo que pueda impulsar a alguien a considerar a la Sra. Blandón como un compañero de fórmula lógico.  En términos generales, para el público en general, lo que la distingue es el ser ex esposa de un antiguo presidente y el ser mujer, nada más. 

En el caso del segundo —recién me acabo de enterar de ello— es que el Dr. Suger escogió a una mujer para acompañarlo en la contienda: la Licda. Petrona Laura Reyes —sí, tuve que googlear su nombre.  Una vez más, regresamos al mismo punto; es alguien que para la persona común, no tiene mayor perfil que el ser mujer y, en este caso en particular, ser indígena; estoy seguro que muy pocos de los que apoyan al Dr. Suger tienen la más mínima idea de quien es ella, al fin y al cabo es solo el vice presidenciable.

Por otra parte, pasamos al otro trend actual: los Dipukids —como se les ha tildado en las redes sociales.  Los dipukids no son más que candidatos a diputados, por parte de distintas asociaciones políticas, que pretenden impulsar una renovación al Congreso por medio de la introducción de caras jóvenes; su campaña política está claramente centrada en alcanzar el voto de los jóvenes, a través de la promoción por medio de las distintas redes sociales.

Aunque en teoría —y puramente en teoría, les explico el por qué a continuación— suena como una propuesta interesante, en la medida en que personajes nuevos al Congreso puedan impulsar intereses nuevos, no atados a “sombras” o “favores políticos”; introducir un enorme grupo de personas con cero experiencia en leyes, tanto su creación como su ejecución y análisis, es, para todas las intenciones y propósitos, algo realmente estúpido e inaudito.  Se pretende enmascarar la inexperiencia de estos postulantes y vendernos la idea de que la juventud es una característica lo suficientemente importante como para que ignores su falta de capacidad.  ¿Cuántas veces se han escuchado quejas porque gente no preparada, irrelevante de su edad, se encuentra en el Congreso?  ¿Acaso el que estos sean jóvenes los hace inmunes a esta misma queja? 

Realmente creo que los partidos políticos esperan que la gran mayoría del voto ignorante sea el que los lleve al “hueso”, porque seguramente un voto con el debido análisis no pensaría ni dos veces en dejar en manos de estos “chiquillos” el futuro legislativo de un país tan golpeado por la politiquería enfermiza y sucia.

Por otro lado, el caso de los vice presidenciables presenta una situación un tanto diferente, pues rara vez un vicepresidente, en casos perfectamente normales, toma la atención de los medios durante un gobierno; las funciones del mismo, en presencia del Presidente, suelen ser ignoradas por la población en general y, debido a estos mismo, un voto rara vez se decide en base a un Vice.


El punto es, al final de todo, ¿cuáles son las verdades intenciones de los partidos políticos en la actualidad?  El recaudar votos a como dé lugar, sin considerar las capacidades de los participantes, pareciera la respuesta más obvia; basarse en modas o imágenes —espejismos— para acaparar ese voto de inercia que gran parte de la población ejerce, aquel voto que por una color, una frase o una imagen se vende.


Es cuando se analiza el trasfondo de estas acciones en donde se percata que los juegos políticos de los partidos hacen nos pintan, a los participantes, como niños y a la política como un juguete, un juguete que, cual móvil, se cuelgan frente a los ojos del pueblo con la intención de distraer la vista de las verdaderas intenciones de las agrupaciones y sus integrantes.

8 jul. 2011

Cielo e infierno (revisión interna)

Hasta hace poco, estaba enteramente decido a redactar un comentario acerca de cómo el cielo y el infierno, mas allá de las creencias que se tienen de forma personal, son estados y contextos en los que participamos aquí en vida.

Digo estaba, porque entre más tiempo le di a la idea para que “cuajara”, más me daba cuenta que no tiene mayor sentido tratar de hacerlo pasar como una observación generalizada, sino como lo que es: un punto de vista influenciado por el contexto en el que se desarrolla nuestra existencia.

El ser humano pasa por episodios bajos y altos a lo largo de toda su vida; estos episodios son generados, en su mayoría, por acciones u omisiones propias; pero aun así, todos y cada uno de estos picos y valles no hace más que afectar la forma en la que vemos las cosas, nos cambia el “animo” y, por consiguiente, nuestra relación con otros.

Dicho esto, y posiblemente porque todos tenemos una necesidad de ser escuchados, de ser entendidos, tratamos de expresar estas situaciones en forma de arquetipos, constructos universales que puedan ser entendidos a través de la barreras geográficas, de lenguaje y de ideología.

¿Qué mejor manera de expresar de forma universal un momento de malestar de grave magnitud que contrastarlo con el infierno?  ¿Qué mejor forma de expresar un momento de placer, tranquilidad y paz interior que con el cielo?  

Arquetipos universales de expresiones complejas


No me malentiendan, no estoy diciendo que el cielo y el infierno son solamente maquinaciones de nuestra psique, representaciones arquetípicas que existen como expresiones de situaciones complejas que involucran sensaciones, sentimientos, deseos e ideas; no puedo darme el lujo de hacer una aseveración de tal magnitud, pero durante mis pensamientos no pude evitar pensar que el decir que se vive un infierno o un cielo en tierra no es más que una hipérbola, si tal vez necesaria, con tal de expresar la profundidad de nuestros estados actuales, que se nos antoja apropiada para su uso.