31 dic. 2011

El 2011 en música (mi 2011)

La música es probablemente uno de mis compañeros inseparables en esta vida, es algo que desde hace años me apasiona y nunca se ha mantenido estático, siempre cambiante.

Otra de las características de la música para mi —y estoy seguro no estar solo en ello— es de que algunas de ellas puedo atarlas a lugares, momentos y personas de forma muy concreta; debido a esto me decidí a hacer una pequeña compilación de las canciones que tuvieron algún significado en mi 2011: desde canciones que simplemente me encantaron, hasta aquellas que me recuerdan a alguien, algo o algún lugar.

Aclaro que no tienen ningún orden en particular —mas allá de la primera división típica de "otros" y "heavy metal"—, según se vienen a mi cabeza, aparecerán en esta entrada.  Ademas, no todas son del 2011: ese no es el objetivo. :)


Y en otras noticias, en el 2011…


Este año 2011, si puede resumirse de una manera sucinta, puedo decir que me dejo de todo y me quede sin nada.


26 dic. 2011

Re: "solemos no hacerle caso a quien nos quiere de verdad"


Karina (@Karialeh) en Twitter pregunto mi opinión acerca de la frase "solemos no hacerle caso a quien nos quiere de verdad", y me pidió colocar la respuesta en mi blog para leerlo —gracias por eso =)

Desde la noche que me lo envió (el 25/XII) estuve dándole vueltas en mi cabeza para encontrarle principio y fin al asunto, cual rumia mental para ideas, pero no termino de convencerme de la validez general de la expresión, debido a que esta en relación a demasiadas variables no puedo decir que sea máxima alguna; siento si no es esta la respuesta que esperabas ver Kari.

Pero como Uds. sabrán —los que me leen o me conocen, al menos—, tengo la costumbre de extenderme más de la cuenta, así que decidí hacer una disección de la premisa para justificar mi opinión.


24 dic. 2011

Aquella nostalgia navideña

¿Cuantas veces no han escuchado o visto la frase "la navidad es consumismo"? Mucho, seguro estoy de ello.

Pero hay una característica que uds. olvidan, que es tan tradicional como la festividad del nacimiento de Dios hecho hombre, los regalos, la comida, el consumismo y todo lo que quieran llamarlo... estos son días de nostalgia.

¿No me creen? Enciendan su radio, vean los vídeos publicados en las redes sociales, vean las publicaciones mismas... todos anhelamos y recordamos algo en estas fechas, probablemente mas fuerte que en cualquier otro día. El mundo se ASEGURA que recordemos aquello que no tenemos, anhelar lo que nunca tuvimos y valorar lo presente.

...solo un comentario.

20 dic. 2011

El fuego y luz


Observen y sientan su alrededor, pues durante las festividades los símbolos circundantes de todo evento se pueden reducir a dos: el fuego y la luz.  Desde la —tan nuestra— celebración de Quema del Diablo, pasando por el olvidado Domingo de Adviento hasta incluir las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo.  Velas, candelas, luces de navidad; inciensos, cohetillos, fuegos artificiales; la esencia de nuestros deseos se representan por luminiscencia y calor.

Que la luz ilumine tus caminos futuros

Por eso mismo, el fuego y la luz representan un deseo y acción en nuestras almas y en nuestros corazones, ese deseo que puede representarse a través de la amistad, el amor y la compañía —contrastes dicotómicos de contrapartes como la enemistad, el odio y la soledad—, un deseo que nos empuja a dejar de ser personas y comenzar a ser humanos.
   
Es con esto, entonces, que debemos trasladar este fuego y luz físicos, en deseos y acciones para con nosotros y los demás: iluminemos al mundo a través de nuestro ejemplo, de nuestros valores, de nuestras costumbres; iluminemos al mundo con iniciativas, con buen corazón y con acciones que nos unan mas al que nos rodea y no nos separen del resto.  Brindemos calor a aquellos que nos rodean a través del amor, de la amistad y del cariño; a través de un abrazo, un beso, una sonrisa o, quizá, un simple gesto que recuerde al prójimo que realmente no esta tan solo.

Y que el fuego de la humanidad te acompañe en tu vida

En estas festividades —en el resto del año y en la totalidad de sus días— mi deseo es, de todo corazón, ardiente fuego y fulgurante luz.



¡Felices fiestas y hasta siempre!

19 dic. 2011

#np Ulver - [Teachings In Silence (2002)]


Contrario a la creencia popular, mis hábitos musicales no consisten solamente en 'música del demonio', 'música con indigestión' o simplemente bulla —como muchas personas creen, incluyendo también aquellos que considero amigos cercanos—; como pocos se atreven a conocer, mis gustos por la música son bastante amplios, rondando a través de distintos espectros auditivos.

Y es aquí donde realiza su entrada este ejemplo: si alguno de los discos que escucho se le podría catalogar como ‘ruido’ seria este, y en todo caso la nomenclatura no seria nada lejana de la realidad.  Teachings in Silence es una pieza ambiental minimalista, consistente en sonidos particulares encontrados en equipos electrónicos: en el ambiente de la música electrónica se le conoce como glitch.

Pero no es solo glitch el incluido en este disco, sino también  acompañamientos de piano, cuerdas y otros instrumentos.  Al principio puede ser difícil de digerir —la primera canción dura poco mas de 24 minutos— pero si tiene el deseo, se puede encontrar una pieza de música muy versátil que utiliza sonidos poco comunes para crear arreglos, en mi humilde opinión, muy bellos.

Si por alguna razón les nace la curiosidad de conocer un fragmento de este disco —cosa que dudo de la mayoría que leen este blog; no lo tomen a titulo personal— les dejo un link con el tercer corte del disco "Speak Dead Speaker"



17 dic. 2011

Tips de un INTJ (mas bien varios), para el mundo.



Desde hace tiempo me interesado mucho en la tipología INTJ, acaso porque me recuerda mucho a mi mismo.  Debido a eso, y en un tema de foro relacionado, logre descubrir varias características que son comunes entre aquellos que compartimos esta forma de ser; véanlo como una especie de hoja de trucos para tratar con nosotros.

  • Nuestra fortaleza proviene de la lógica y los pensamientos innovadores.
  • Si no nos interesa la conversación, puede que pretendamos escucharte pero realmente no nos importa lo que digas.  Demasiada insistencia en esto puede molestarnos.
  • Tardamos demasiado en abrirnos, si es que lo hacemos.
  • Tenernos como amigos es tener a alguien que esta dispuesta a usar todo su capacidad para ayudarte.
  • Tendemos a ser un tanto manipuladores, aun si no lo notas.
  • O no llevamos REBIEN o no hacemos clic con alguien, rara vez hay algún punto medio.
  • Somos terriblemente insensibles con nuestras expresiones, pero no lo hacemos a propósito.  Si de alguna manera quisiéramos ofenderte, lo haríamos de forma directa.
  • Somos reservados, no somos fanáticos de la charlas triviales, horriblemente toscos, mejor con ideas que con detalles, alto sentido de la justicia.
  • Aunque seamos toscos con nuestras expresiones hacia otros, lo vemos como una forma de mejorarte; como una manera de que, potencialmente, alcances nuestros estándares prácticamente imposibles, mismos que rara vez alcanzamos nosotros.
  • Por otro lado, aunque somos toscos y directos, no lo hacemos de forma innecesaria; es decir, no tenemos ningún problema con ser "ofensivos" cuando lo que tenemos que decir es relevante y de importancia alguna.   Si es algo trivial, y posiblemente ofensivo, es muy probable que nos reservemos el comentario.
  • No nos agrandan los pequeños regalos o cumplidos sin sentido ni fundamento; ¿por qué? Porque después nos sentimos obligados a reciprocar el gesto inmerecido, de forma casi forzada.
  • Nuestras actividades sociales se basan en entender patrones y lógicas detrás de las interacciones sociales.
  • Contrario a la creencia popular, tomamos nuestras relaciones muy en serio y somos bastante capaces de demostrar afecto por otra persona.
  • Tomamos muchas de las cosas que se nos dice como crítica constructiva y tratamos de mejorar en ese aspecto, de ser posible.
  • A menos que nos des una razón valida para acordar con tu opinión o punto de vista, no lo haremos.  Una de las razones por las que no es sano debatir con un INTJ, rara vez vas a ganar.
  • Los emocionales tienden a ser un tanto problemáticos para nosotros, debido a que ustedes se ofenden increíblemente rápido y por cualquier nimiedad; pueden ser MUY pasionales lo cual nos termina confundiendo muchas veces.
  • Al final, los emocionales se nos antojan como personas a las que no se les puede encontrar sentido, nunca.  Es hasta cierto punto frustrante lidiar con alguien y no saber de que forma reaccionaran y el por qué de esa reacción.
  • Cuando tendemos a abrirnos, lo hacemos si lo creemos apropiado y la otra persona parece genuinamente interesada; si no es así, nos callamos.  
  • Podemos intuir las emociones de otros al analizar la razón detrás de sus acciones y expresiones, pero normalmente no le damos importancia a menos que nos afecte de forma directa.
  • NO SOMOS DESCORAZONADOS.  Solo porque alguien nos da una mala primera impresión, no significa que los descartamos del todo; la tolerancia es de gran valor para los INTJ.
  • Nos gusta aprender constantemente (aunque a veces nos preguntamos, ¿a quien no le gusta?).
  • Introvertido o extrovertido, al final no importa; nos interesa mas el carácter en sí de la persona que cualquier nomenclatura que quieran darse.
  • Somos un tanto calculadores, tendemos a realizar especies de diagramas de flujos con los posibles. resultados de una acción dada, desde proyectos educativos/laborales hasta simples conversaciones.
  • No nos preocupan o ponen nerviosos las interacciones con el sexo opuesto siempre y cuando no haya algún interés o posibilidad de algo mas: porque si existe esa posibilidad, también existe la posibilidad de echarlo a perder (aunque soy de la opinión que esto es igual para la mayoría de hombres, no solo los INTJs)
  • Somos bastante independientes y de mente abierta.
  • No, no es que no tengamos emociones; simplemente no nos dejamos controlar por ellas.

12 dic. 2011

Adviento: una nueva experiencia (pues nunca se sabe suficiente)


Cortesía de Gabriela Santizo, este fin de semana tuve el agrado de experimentar una actividad que, hasta el momento mismo de su inicio, me era totalmente desconocida.   Esta actividad —de índole religioso— se le conoce como adviento y, en términos muy generales, se realiza cuatro domingos antes de la navidad; durante estos domingos los participantes —familia, amigos, conocidos o, como en mi caso y un amigo mío ese día, total desconocidos— se reúnen para convidar bajo el manto de lecturas bíblicas, cantos y pensamientos teológicos relacionados a las celebraciones que se aproximan.

Se enciende una vela por cada domingo de Adviento celebrado
Mi núcleo familiar es católico, devotos de pero no así fanáticos, pero nunca fue participe de estas actividades paralitúrgicas —probablemente de allí se deriva que mi espiritualidad sea tan particular, es influencia directa de mi familia.  Yo, por otro lado, no me considero capaz de definirme bajo ningún estandarte de Iglesia organizada alguna, aunque por razones de costumbre, crecimiento y educación soy mucho más parcial a los rituales más tradicionalistas del catolicismo —se me antoja que poseen un aire mucho más místico, respetuoso y suntuoso que muchos otros— y por lo tanto participo en ellos con mayor interés que en cualquier otro ritual posible.  …pero veo que una vez más digreso.

El punto al que quiero llegar es que se me hizo una actividad muy interesante, si quiera por que ofrece la posibilidad de unir a la familia en un ambiente de convivencia y de tranquilidad; para aquellos de mayor creencia ofrece una oportunidad de meditar acerca del verdadero objetivo de las festividades y esperarlas bajo en tono espiritual y de fe correcto.

Debido a que nosotros éramos los entes ajenos al ya establecido circulo —en términos actuales, aunque presiento eso puede llegar a cambiar para mi amigo— sentí la necesidad de participar, siquiera (y en términos que utilice para justificar mi inesperada participación) para ganarnos la merienda ofrecida después de la actividad; mi participación fue normal, utilizar la situación actual con el enfoque de las celebraciones próximas y partir de allí —además ejercitando, por otro lado, el mantra de “saber que decir y cuando decirlo”; nunca esta demás dejar una buena imagen a donde se va.

Fue interesante, diferente y puedo decir que dejo algo más a mi persona, el conocimiento de ciertas actividades que están totalmente fuera de mis círculos habituales —en estos últimos años me he visto rodeado de forma cada vez más y más notoria de personas con inclinaciones religiosas protestantes— y que, tal cual expreso en el título de esta entrada, me ayuda en buscar esa búsqueda de conocimiento en pro de encontrar aquello que complete mi existencia.

7 dic. 2011

Hombres y mujeres ‘imbéciles’: un estigma enraizado de las relaciones interpersonales


Incontables veces he escuchado las ‘quejas’ de muchas personas (principalmente a mujeres, que son las más vocales en estos asuntos) acerca de que todos los integrantes del sexo opuesto son unos imbéciles sin remedio y que en este mundo no existen más que estos ejemplares.  Así que, como tengo la mala costumbre de no poder quedarme en silencio, doy mi opinión del asunto.

No, no solo imbéciles hay en este mundo; también existen personas perfectamente normales y comunes —léase, no-imbéciles—, pero estos tienden a ser olvidados cuando estos comentarios son publicados; no creo poder culparlos, muchos de estos se hacen bajo estados alterados, ya sea por influencias externas (alcohol) o internas (desazones sentimentales), y por lo tanto tienden a generalizar.

Estoy completamente seguro que las personas que hacen estos comentarios conocen perfectamente a varios de estos tipos ‘normales’, aun mas, seguro han encontrado a varios prospectos de estos normales que pueden interesarles —porque el conocer a uno y el que te interese uno son dos monstruos totalmente distintos— pero parecen enraizarse y recordarse tan solo del imbécil que no les hace caso, que los ignora o que simplemente tiene ese placer sádico de tratar mal al mundo, al extremo de parecer que solo de estos tipos de personas se rodean; la 'mala memoria' puede justificarse a través de que los humanos tendemos a recordarnos tan solo de lo negativo, mas no lo positivo, con la esperanza de que estas experiencias nos eviten el volver a caer sobre los mismos agujeros una y otra vez —cosa que a titulo personal considero una falacia perpetuada por la historia, pues es claro que a niveles micro y macro el hombre cae y vuelve a caer por errores muy similares.

Pero es perfectamente entendible que se quejen, de alguna manera tienen que ventilarse esos desagrados, pero me pareció importante aclarar que las generalizaciones solo plasman una mala fama para el resto de las personas.  Fundamento mi opinión en la idea de que conozco a ambos arquetipos, pero por mucho los más mencionados son aquellos que pintan en luz negativa al grupo en general; los buenos, los normales, los decentes son típicamente dejados en segundo plano.

De ninguna manera estoy diciendo que exista el hombre/mujer perfecto —sea en cualquiera de los dos ejes, bueno y malo—, pero si es seguro que en algunos tantos la bondad es un factor mucho mas determinante que en otros.

¿En qué clasificación caigo yo? ¡Ja! Es el tipo de cosas que no considero mi derecho de juzgar de mí mismo; que otros terceros lo decidan, nosotros mismos también tendemos a enmascarar nuestros lados malos y ensalzar los buenos, no somos quien para ejecutar tal juicio con imparcialidad.

6 dic. 2011

Personalidad INTJ, ¿acaso me describe?


Pues en esos momentos en los que sé que tengo que trabajar en mi tesis, mas no lo hago por puro desinterés, decidí volver a tomar uno de esos test de personalidad en internet —sí, aquellos que son tan confiables— para pasar el tiempo.  

Tenía ya un buen par de años desde que lo tome la última vez, si mal no recuerdo el resultado no cambio, y ahora pareciera encontrarme más cerca de ese arquetipo que en otras ocasiones, ahora que creo ‘conocerme’ un tanto más.

Como pocas veces en mis entradas del blog, si tiene tiempo de leerlo completo, quisiera que me comentaran aquí, en FB o por Twitter si Uds. creen, toda vez consideren que me conocen lo suficiente, que este fragmento me describe en cierto grado.

A continuación les traduzco una descripción acerca de esta particular tipología <http://typelogic.com/intj.html>:


Para terceros, INTJs (N. del T.: Introverted iNtuitive Thinking Judging; introvertidos, intuitivos, racionales calificadores/juzgadores) parecen que proyectan un aura de “definitud” o confianza en sí mismos.  Esta confianza, a veces confundida por simple arrogancia por los menos decididos, es en realidad de una naturaleza muy específica, no general; su origen está en el sistema de conocimientos especializados que la mayoría de INTJs empiezan a construir desde una temprana edad.  Cuando se trata de sus áreas de especialidad —y los INTJs poseen varias— ellos son capaces de decirte, de forma casi inmediata, si pueden o no ayudarte, y si pueden hacerlo, como.  INTJs saben lo que saben, pero probablemente más importante, saben lo que NO saben.

INTJs son perfeccionistas, con una aparentemente interminable capacidad de mejorar sobre cualquier cosa que tome sus intereses.  Lo que los previene de sofocarse de forma crónica con esta búsqueda de la perfección es el pragmatismo tan característico del tipo: INTJs aplican (a veces de forma despiadada) el criterio “¿realmente funciona?” a todo, desde sus propios esfuerzos de investigación hasta las normas sociales prevalentes.  Esto, en turno, produce una inusual independencia de mente, liberándolos a los INTJs de las ataduras de autoridad, convenciones o sentimientos por su propio bien.

INTJs son conocidos como los “constructores de sistemas” de todo la tipología, posiblemente en parte porque poseen la inusual combinación de imaginación y confiabilidad.  Sea cual fuere el sistema que el INTJs esté trabajando es el equivalente de una causa moral; tanto el perfeccionismo como el ignorar la autoridad puede aparecer en el juego, pues los INTJs pueden ser despiadados tanto con ellos mismos como con otros en el proyecto.  Cualquiera considerado como un holgazán, incluidos los superiores, va a perder su respeto —y generalmente se le hará ver eso; INTJs también han sido conocidos por tomarse a si la implementación de decisiones criticas sin consultarlo con sus superiores o compañeros.  Por otro lado, tienden a ser escrupulosos y ecuánimes al reconocer las contribuciones individuales de otros en el proyecto, y tiene la habilidad de aprovechar oportunidades que otros pueden ni siquiera notar.

En términos generales, los INTJs “hacen” lo que “conocen”.  Carreras típicas para un INTJs son en los campos científicos o de la ingeniería, pero también pueden ser encontrados en cualquiera que combine el intelecto y la incisividad (ej. Leyes, algunas áreas académicas).  INTJs puede escalar a posiciones de mando siempre y cuando estén dispuestos a mercadear sus habilidades, así como mejorarlas, y (sea por ambición o por deseo de privacidad) muchos encuentran útil el aprender a simular en cierto grado un deseo de conformismo a manera de enmascarar su inherente poca convencionalidad.

Relaciones personales, particularmente las románticas, pueden ser el talón de Aquiles de los INTJs.  Aunque pueden importarles profundamente otros (normalmente, unos pocos), y están dispuestos a invertir una gran cantidad de tiempo y esfuerzo en una relación, el conocimiento y la confianza propia que los hace tan exitosos en otras áreas puede súbitamente abandonarlos o confundirlos en situaciones interpersonales.

Esto sucede, en parte, porque muchos INTJs no tiene una compresión rápida de los rituales sociales; por ejemplo, tienden a tener poca paciencia y menos comprensión para detalles como charlas triviales o coqueteos (que muchas otras tipologías consideran la mitad de la diversión en una relación).  Para complicar más las cosas, INTJs son personas extremadamente privadas, y pueden ser naturalmente imperturbables, lo que los hace fácil de leer o entender de forma equivocada.  Probablemente el mayor problema fundamental, acaso, es que los INTJs realmente desean que las personas tengan sentido.  Esto resulta normalmente en una particular ingenuidad, similar a muchos de los Fs (N.del T.: Feeling; emocionales)  —la diferencia siendo que los últimos esperan una inacabable afección y empatía en una relación romántica, mientras que los INTJ esperan una inacabable lógica y franqueza.

Probablemente la mayor fortaleza para un INTJ en el área interpersonal son sus habilidades intuitivas y su disponibilidad de “trabajar” en una relación.  Aunque como Ts (N.del T.: Thinking; pensadores o racionales) no siempre tienen la empatía natural que muchos Fs tienen, la función Intuitiva puede funcionar como un buen sustituto al sintetizar los posibles significativos detrás de un cambio en el tono de voz, una frase o una expresión facial.  Esta habilidad puede ser afinada y dirigida por consistentes y repetidos esfuerzo para comprender y apoyar a aquellos que quieren, y esas relaciones que al final se establecen con un INTJ tienden a ser caracterizadas por ser robustas, estables y de buena comunicación.

24 nov. 2011

Separation anxiety


En mi niñez, este título representaba solamente un videojuego que involucraba a Spiderman, Venom y Carnage; algo nada importante en ese tiempo porque ni siquiera llegue a darle más de un par de minutos de mi tiempo.

Ahora ese título representa una realidad en mi vida y la de aquellos que me rodean —de forma audaz me atrevo a decir que representa una realidad para todos—, generada por ese instante donde caes en cuenta que nadie, absolutamente nadie en tu vida permanece en ella más de lo necesario; permítanme servir algunos ejemplos, los más representativos.

Mi primer enfrentamiento —aunque en ese tiempo no lo considere como tal— fue cuando niño: en ese tiempo tenía un grupo de amigos muy cercanos, amigos con los que pase gran parte de los primeros años de mi vida; por circunstancias de la vida nos separamos —es decir, ellos se mudaron de casa—, fue allí donde conocí por primera vez el dolor de ver a alguien apreciado partir, uno de los momentos más vividos de tristeza que recuerdo.

El otro fue de acción a mediano plazo y sucedió con el círculo de amigos más cercanos de mi colegio, después de mi graduación de nivel diversificado.  En un principio ese sentimiento de separación no se sintió tan fuerte pues a pesar de ya no vernos en el colegio mantuvimos una amistad y compañía constante —léase, salíamos casi cada fin de semana— durante el primer año de universidad.  Con el tiempo nuestros caminos se fueron separando, fuimos formando nuestra propia ruta (unos más lentos que el resto, vale la pena recalcar) y, con esa acción, se dio la separación; si agregamos a eso ciertas situaciones —fuera del alcance de esta entrada— las cosas se fueron complicando; para otros fue increíblemente difícil, para mí era algo que vi venir, hasta cierto punto, y que tome con “naturalidad”.

La tercera, y más reciente, de estas situaciones se está dando en estos instantes, momento en el que analizo que los caminos con mis compañeros de universidad divergen de forma acelerada; la diferencia es que hoy por hoy lo acepto como una realidad inevitable y que es mejor que suceda como debe hacerlo y no forzar en pro o contra de la misma.  No mentiré, me ha pasado por la cabeza que de alguna u otra manera me forcé a no conecte tanto con ellos para que la eventual separación no fuera tan dura, cosa que es una mentira, porque si cree grandes lazos de amistad con muchos.

El punto es que, esa ansiedad por la separación es simplemente un paso de la vida, algo que debe aceptarse como una realidad y que, en mi opinión, forma parte de la madurez del ser.  Es ese momento donde aceptas que muchas personas entraran y saldrán de tu vida a lo largo de ella, pocos se quedaran tras los años, ninguna lo hará para toda la vida; pero lo importante es aprovechar esos lapsos junto a ellos y disfrutarlos al máximo.

Escuche mientras escribía: Ulver - [A Quick Fix Of Melancholy EP (2005)] y Ulver - [Lyckantropen Themes (2002)] (fragmentos)

21 nov. 2011

Detrás del volante pequé


En el camino me tope a un conductor en extremo precavido —demasiado pensé— al cual por fin pude rebasar en una fijación de velocidad que tan solo puede compararse a dosis de adrenalina cual droga.

En el camino deje de verlo por el retrovisor; más adelante me topé con una cola, deteniéndome, y ¿que veo por mis espejos? El mismo carro que deje atrás, adelantándose, quedando más allá de mí en un carril adyacente; ¿que pensé? "maldito caracol con suerte".

Pero no fue ese mi pecado, vano e iluso seria pensar en que un insulto tan debil podria serlo: al avanzar la fila de carros lo fui dejando atrás, esbozando una sonrisa que no puede calificarse de otra cosa que sadistica, perversa y satisfactoria. Como os aborrezco, ¡oh satisfacciones viscerales!

=P

18 nov. 2011

Comentario (RE): Las máscaras del ser.


En Twitter, un amigo mío (@JDanielitoR) pregunto que si aquellos que tenían una imagen determinada en las redes sociales podían compararla, de manera alguna, al yo en su realidad; ¿acaso son la misma persona?

En relación a lo que escribiste: la situación radica en la libertad que provee el 'anonimato', esa mascara que te permite pintar ilusiones y deseos.

Y no solo se ve en la red, en la vida real algunos de nosotros le enseñamos al mundo solo lo que necesitan saber, el resto se guarda; no se hace con el afán de crear alguien que no somos (por fama, imagen, etc.), sino de resguardar el verdadero yo.

Es más fácil asumir que los comportamientos del hombre son por vanidad, poder o algún fin nefasto —toda vez no sean los míos propios; psicológicamente tendemos a pensar que nuestras motivaciones están influenciadas, sea éxito o fracaso, por el ambiente externo, no por nuestra culpa o falta—, la realidad es muchas veces otro; nuestras actitudes terminan siendo una forma de ocultar y enmascarar nuestra debilidad; el objetivo es protegernos.

El humano es débil, pero aceptarlo es una invitación al que nos rodea (natural y humano) a explotarlo, a dañarlo, a destruirnos.

¿Es este el caso general? No, no me puedo dar el lujo de contestar eso, acaso porque soy parte de la misma situación  acaso porque no tengo omnisciencia; es tan solo para darte la idea de que hay una explicación alternativa, de que todo puede tener —aun si es errada— una explicación alternativa.

26 oct. 2011

El día de hoy me enseño…


(Escrito el 25/X/2011)

El día de hoy me enseño que la vida puede dar muchas vueltas, que lo que podemos considerar como algo establecido puede cambiar, puede mutar, puede explotar y renacer con una celeridad que solo puede describirse como un acto divino.

Una semana llena de stress, de presión, de risas, de felicidad, de miedo, de duda… acaso esta semana fue hecha para recordarme que soy humano.

Un examen privado en el cual se evaluó más que mis conocimientos y capacidades analíticas, fue un privado donde se evaluó mi confianza en mí mismo.

El tener a Jennifer como parte de mi vida, una lección en cariño, en tranquilidad, en belleza sublime y aquel sentido de compañía que simplemente hace todo mejor (P.S. Te quiero mucho!)

Una lectura de acta de privado, junto a Alejandra (y sus hermanas Mafer y Moni), Pablo, Vera, Forno, Alan, Manny, Nish, Santa, Juan, Romeo, Eddy, Jairo, Márilyn —si olvido a alguien, perdon pero puede darse por aludidos y, principalmente, agradecidos—; momento que me demostró que, a pesar de todo lo pasado, todavía puedo comportarme cual niño atemorizado transformado en un niño feliz al recibir una buena noticia.

El dia de hoy me enseño que el camino recorrido es largo, pero que la recompensa por el esfuerzo realizado, las ilusiones por un mañana lleno de éxitos, la realización de sueños y anhelos me recuerdan que el ser humano es todo lo que necesito.


Sountrack del dia: #np Ulver - [Themes From William Blake's The Marriage Of Heaven And Hell (2) (1998)] - A Memorable Fancy Plates 17-20

3 oct. 2011

Lecciones: Jaime Viñals


Hoy, mientras estudiaba de mi cuaderno de Ingeniería de Plantas, encontré un par de páginas que despertó mi curiosidad. Durante ese semestre Jaime Viñals ofreció una conferencia en la Facultad, asumo que para esta clase nos pidieron ir y hacer un resumen; a continuación mi transcripción más fiel (toda vez que es más fácil utilizar tabulaciones excéntricas en un cuaderno que en una computadora) de lo que apunte durante las conferencias.


La vida es una consecución de metas a alcanzar

                        PUNTUALIDAD!

                        Valor
                                   Constancia
                        Voluntad
                                   Disciplina
                        Perseverancia
                                   Trabajo en equipo
                        Actitud positiva


                        Positivo
Dualidad
                        Negativo


NO ser mediocre

Ser humano à imperfecto


Hoy me equivoque à puedo mejorar


      Para alcanzar metas à   tiempo
                                               esfuerzo
                                               dificultades

   El único límite somos NOSOTROS

                Forma de vida à   aprender
                                               mejorar
                                               buscar nuevos objetivos


NO conformarse!
                                                                       Ampliar mis horizontes



                        fácil
Caminos
                        Difícil






Actitud de mente abierta
è capacidad de adaptación


Poseemos cualidades y también limitaciones


                                               SABER COMUNICARSE
                                                                       corta
                                                                       concisa
                                                                       respetuosa



                                               APRENDER A ESCUCHAR

                                               ATRÉVETE A SOÑAR

No dejar que te digan que no podes
                       
                                    Esfuérzate!

Tomar la decisión correcta.

Las metas nos permiten ver el pasado y darnos cuentas de lo buenos que he hecho

Aprender a ser prácticos

Pensar de manera ganadora

Prepárate!
-       Física
-       Técnica
-       Mental


Tener paciencia

No dejar las cosas a última hora

Ser agradecidos

Ser tolerante

Caminando por la U

Desde hace muchos años tengo la costumbre de caminar solo a través del campus central de la USAC. Mis recorridos varían: desde dar la vuelta a sobre toda la periferia interna del campus, hasta zigzaguear entre varios edificios.

Hay algo en particular que siempre ha marcado la mayoría de las caminatas ———siendo la excepción dos, a lo sumo tres, veces— es que las he realizado en soledad. El caminar para mí significa tiempo de reflexión, tiempo de análisis, tiempo de respirar y reenfocar todo aquello que me rodea; la compañía de ese par de veces ha sido, si bien no fortuito, si algo no planeado.

Cada vez que realizo estas caminatas, recuerdo una frase que leí durante mi primer semestre de universidad, aquel semestre en donde conocía muy poca gente y que, fuera de las aulas de estudios, era tiempo donde lo pasaba solo. Aquella frase —la cual parafraseo— reza que aun en una universidad, donde miles —millones— de personas transitan día tras día, aun en ese mini-universo dan diverso, el hombre es capaz de estar total y completamente solo. Esto es más evidente cuando camino entre los edificios, entre la muchedumbre, entre los cientos de vidas que me rodean, que hablan, que gritan, que susurran, que respiran incontables cantidades de ideas… ninguna de ellas hacia mí.

Ese mundo de pensamientos, de deseos, de ideas, de sueños y de pesadillas está totalmente fuera de mi alcance, de mi entendimiento, de mi comprensión; es algo que no me pertenece y que nunca lo hará. Y no, no soy el único que vive bajo ese constante bombardeo de infinitos estímulos, pues cuando yo me veo honrado con la compañía de mis amigos, nosotros también nos convertimos en esa fuente de ideas que otros tantos nunca podrán alcanzar; esa fuente de hilos de pensamiento que aquel solitario nunca comprenderá.

El caminar para mí significa recordar que se puede estar rodeado de un mundo y estar solo, recordar que puedo estar conmigo mismo aun considerando que el universo sigue allí, rodando, viviendo, respirando y muriendo a mi alrededor


Escuché mientas escribía: Blut aus Nord - [Ultima Thulie (1995)] - Rigsthula

2 oct. 2011

Entrada creepy. (Léanlo y analicen.)

"It has been reported that some victims of violence, during the act, would retreat into a fantasy world from which they could not WAKE UP. In this catatonic state, the victim lived in a world just like their normal one, except they weren't being raped. The only way that they realized they needed to WAKE UP was a note they found in their fantasy world. It would tell them about their condition, and tell them to WAKE UP. Even then, it would often take months until they were ready to discard their fantasy world and PLEASE WAKE UP."


"Se ha reportado que victimas de violencia, durante la misma, se retiran a un mundo de fantasía del cual no DESPIERTAn. En este estado catatonico, la victima vive en un mundo exactamente igual al mundo normal, con la salvedad de que no son abusados. La unica forma de darse cuenta que NECESITAS DESPERTAR es cuando encuentran una nota en este mundo de fantasia. La nota les cuenta acerca de su condicion y les pide que DESPIERTA. Aun asi, les toma meses en dejar atrás este mundo de fantasía y POR FAVOR DESPIERTA."

28 ago. 2011

Cómo me ve el mundo.

Hoy, mientras caminaba, encontre una historia similar a la mía:

Y el sigue allí, nada mas...

He encontrado a este perro en el camino que tomo para regresar a mi casa; lo encuentro echado, descansando, tranquilo; en su propio mundo, con sus propios asuntos; siendo quien es sin molestar a nadie; pero, a pesar de todo, la gente lo mira con recelo, con miedo, con temor; la gente se aleja de él.  Pasan a su lado, con una mirada de desconfianza, cambian de acera, lo rodean y, de una u otra forma, buscan mantener su distancia... me recuerda a mi.

Independientemente de lo que puedan creer, no es precisamente entretenido que la gente, cuando te ve caminar por la calle, se atemorice, te mire extraño y se haga un lado.  De cierta manera, se alcanza un estado de empoderamiento, sin mencionar que puede ser graciosa las distintas reacciones que la gente tiene frente a algo que desconoce y, por ende, algo que teme... pero digreso.

El punto es que todas esas reacciones tiene su origen en la paranoia y psicosis, en todo aquello que la sociedad se ha convertido al ser un rehén de la situación actual, del crimen.  Pero para que mentirles, en mi caso personal, me hace sentir como un perfecto monstruo; no importa como me vista o como actúe, esa reacción es constante.  

Al menos puedo decir que ya me acostumbre a eso.


Escuché mientras escribía: Esoteric - [The Maniacal Vale (2008)] - Silence

19 jul. 2011

Argumentativo por naturaleza.

Siempre he sido una persona antagonista, con inclinación a argumentos y discusiones; independientemente de lo que puedan imaginar no es por ser pendenciero, ni vindicativo.

Un gran problema que tiene el hombre es el pretender que se tiene la razón, o querer que esto sea una realidad.  Precisamente debido a esta naturaleza argumentativa he podido conocer tantos y muchos diversos puntos de vista acerca de millones de cosas que la gente dice, que la gente piensa o que la gente omite; el cerrarse al escuchar a otros solamente lleva a la ignorancia, a la discriminación y la intolerancia; el atreverse a escuchar lo que otros tienen que decir, aun si pensás que es una real idiotez, te da la posibilidad de analizar esas otras tantas perspectivas que, de forma personal y unilateral, serian totalmente desconocidas.



Escuché mientras escribía: Immolation - [Harnessing Ruin (2005)] - Dead To Me

¿Juegos políticos o política de juguete?

Creo que debido a mi edad —y precisamente debido a una de estas trends actuales— me encuentro mucho más interesado e involucrado en los razonamientos de mi voto; tal vez es la idea de que no se vota para poner a algún tipo en un asiento bonito por los siguientes 4 años, sino que se debe votar para buscar mejoras a mediano y largo plazo…  pero digreso.

El punto es que, al ver muchas de las cosas que se realizan en las campañas políticas, he notado cierto trends que tienen como intención estimular el voto por parte de ciertos sectores sociales/culturales en Guatemala: La diversidad en vice presidenciables y los Dipukids.

¿Han notado que, a diferencia de elecciones pasadas, algunos partidos componen sus binomios de un hombre y una mujer?  El caso más lógico es, por supuesto, el de la coalición UNE-Gana, debido a que, con su candidata principal como mujer, la posibilidad de tener un binomio diverso era muy alta; siendo el mismo caso el del partido WINAQ, con Rigoberta Menchu a la cabeza.  Una tercera opción pudo haber sido la de Zury Ríos, pero debido a razones legales, su participación en la actual contienda se vio restringida.

El PP tiene como propuesta de Vice a la Roxana Baldetti, diputada por la misma agrupación, quien ha acarreado fama debido a su fuerte personalidad frente a las cámaras, cuando se le entrevista/discute tema de las políticas actuales dentro del Organismo Legislativo

El partido VIVA, aunque no tiene un binomio con estas características, también posee dentro de su estructura de campaña a una mujer como forma de atraer votos: Nineth Montenegro.   Una fuerte personalidad dentro de la política y sociedad guatemalteca, Montenegro presenta una imagen de fiscal de muchas de las políticas actuales; siendo además conocida por ser activista humanitaria.

Asimismo, con el tiempo, fueron presentándose los “Vices” de otras agrupaciones políticas, algunas de ellas siguiendo el camino estándar en la política guatemalteca —ambos hombres—, pero hay dos casos especiales, particulares quizá, que me llamaron la atención: el partido LÍDER y el partido. 

En el caso del primero, se propone a la Sra. Raquel Blandón, ex esposa del ex presidente Vinicio Cerezo.  Puede que esté equivocado —lo más probable es que así sea— pero creo que muy pocos vieron venir esta decisión; no hay un rasgo definitivo que pueda impulsar a alguien a considerar a la Sra. Blandón como un compañero de fórmula lógico.  En términos generales, para el público en general, lo que la distingue es el ser ex esposa de un antiguo presidente y el ser mujer, nada más. 

En el caso del segundo —recién me acabo de enterar de ello— es que el Dr. Suger escogió a una mujer para acompañarlo en la contienda: la Licda. Petrona Laura Reyes —sí, tuve que googlear su nombre.  Una vez más, regresamos al mismo punto; es alguien que para la persona común, no tiene mayor perfil que el ser mujer y, en este caso en particular, ser indígena; estoy seguro que muy pocos de los que apoyan al Dr. Suger tienen la más mínima idea de quien es ella, al fin y al cabo es solo el vice presidenciable.

Por otra parte, pasamos al otro trend actual: los Dipukids —como se les ha tildado en las redes sociales.  Los dipukids no son más que candidatos a diputados, por parte de distintas asociaciones políticas, que pretenden impulsar una renovación al Congreso por medio de la introducción de caras jóvenes; su campaña política está claramente centrada en alcanzar el voto de los jóvenes, a través de la promoción por medio de las distintas redes sociales.

Aunque en teoría —y puramente en teoría, les explico el por qué a continuación— suena como una propuesta interesante, en la medida en que personajes nuevos al Congreso puedan impulsar intereses nuevos, no atados a “sombras” o “favores políticos”; introducir un enorme grupo de personas con cero experiencia en leyes, tanto su creación como su ejecución y análisis, es, para todas las intenciones y propósitos, algo realmente estúpido e inaudito.  Se pretende enmascarar la inexperiencia de estos postulantes y vendernos la idea de que la juventud es una característica lo suficientemente importante como para que ignores su falta de capacidad.  ¿Cuántas veces se han escuchado quejas porque gente no preparada, irrelevante de su edad, se encuentra en el Congreso?  ¿Acaso el que estos sean jóvenes los hace inmunes a esta misma queja? 

Realmente creo que los partidos políticos esperan que la gran mayoría del voto ignorante sea el que los lleve al “hueso”, porque seguramente un voto con el debido análisis no pensaría ni dos veces en dejar en manos de estos “chiquillos” el futuro legislativo de un país tan golpeado por la politiquería enfermiza y sucia.

Por otro lado, el caso de los vice presidenciables presenta una situación un tanto diferente, pues rara vez un vicepresidente, en casos perfectamente normales, toma la atención de los medios durante un gobierno; las funciones del mismo, en presencia del Presidente, suelen ser ignoradas por la población en general y, debido a estos mismo, un voto rara vez se decide en base a un Vice.


El punto es, al final de todo, ¿cuáles son las verdades intenciones de los partidos políticos en la actualidad?  El recaudar votos a como dé lugar, sin considerar las capacidades de los participantes, pareciera la respuesta más obvia; basarse en modas o imágenes —espejismos— para acaparar ese voto de inercia que gran parte de la población ejerce, aquel voto que por una color, una frase o una imagen se vende.


Es cuando se analiza el trasfondo de estas acciones en donde se percata que los juegos políticos de los partidos hacen nos pintan, a los participantes, como niños y a la política como un juguete, un juguete que, cual móvil, se cuelgan frente a los ojos del pueblo con la intención de distraer la vista de las verdaderas intenciones de las agrupaciones y sus integrantes.

8 jul. 2011

Cielo e infierno (revisión interna)

Hasta hace poco, estaba enteramente decido a redactar un comentario acerca de cómo el cielo y el infierno, mas allá de las creencias que se tienen de forma personal, son estados y contextos en los que participamos aquí en vida.

Digo estaba, porque entre más tiempo le di a la idea para que “cuajara”, más me daba cuenta que no tiene mayor sentido tratar de hacerlo pasar como una observación generalizada, sino como lo que es: un punto de vista influenciado por el contexto en el que se desarrolla nuestra existencia.

El ser humano pasa por episodios bajos y altos a lo largo de toda su vida; estos episodios son generados, en su mayoría, por acciones u omisiones propias; pero aun así, todos y cada uno de estos picos y valles no hace más que afectar la forma en la que vemos las cosas, nos cambia el “animo” y, por consiguiente, nuestra relación con otros.

Dicho esto, y posiblemente porque todos tenemos una necesidad de ser escuchados, de ser entendidos, tratamos de expresar estas situaciones en forma de arquetipos, constructos universales que puedan ser entendidos a través de la barreras geográficas, de lenguaje y de ideología.

¿Qué mejor manera de expresar de forma universal un momento de malestar de grave magnitud que contrastarlo con el infierno?  ¿Qué mejor forma de expresar un momento de placer, tranquilidad y paz interior que con el cielo?  

Arquetipos universales de expresiones complejas


No me malentiendan, no estoy diciendo que el cielo y el infierno son solamente maquinaciones de nuestra psique, representaciones arquetípicas que existen como expresiones de situaciones complejas que involucran sensaciones, sentimientos, deseos e ideas; no puedo darme el lujo de hacer una aseveración de tal magnitud, pero durante mis pensamientos no pude evitar pensar que el decir que se vive un infierno o un cielo en tierra no es más que una hipérbola, si tal vez necesaria, con tal de expresar la profundidad de nuestros estados actuales, que se nos antoja apropiada para su uso.

28 jun. 2011

Aparente seguridad que restringe el vivir.

Durante muchos años de mi vida, arriesgándome a decir que prácticamente toda ella, he usado la excusa que seguir una lógica segura y concreta me facilita más la existencia, toda vez esta forma de actuar asegura cierto nivel de predicción de las consecuencias de mis acciones.

Por supuesto, el problema principal de esta forma de pensar es que se busca evitar riesgos a toda medida, considerando que el riesgo resulta siendo nada más que el resultado imprevisto a una acción que puede causar daño alguno; ya he hablado anteriormente de la idea de que proporcionar a la historia cualidades de experiencia preventiva es completamente inútil y parcialmente ilógico —¿ven como me gusta usar frases relacionadas a la lógica?— pero siento apropiado decir que muchos de esos riesgos, relativos a las interrelaciones sociales humanas, son una parte necesaria para constituir una persona integral.

Con esto en mente, y considerando mi existencia hasta el momento, ¿puedo considerarme una persona íntegra y madura, cuando no he tenido experiencias de fracaso como las de aquellos que se arriesgan a perder?  ¿Sería apropiado decir, si consideramos lo anterior como cierto, que mi forma “segura” de vivir me ha traído más mal que bien?

No sé cuál sea la respuesta, pero no puedo evitar pensar que tratar de ver todo como lógica y refrenar a mis sentimientos puede que me evite de experimentar cosas que hacen la vida, pues, vida.  También es sano recordar que, cuando me he dejado llevar por sentimientos, veo ambas caras de la moneda: veo amargura y miel, veo brillo y oscuridad; la lógica me muestra lo que creo, probablemente con un grado de equivocación, lo que considero como la verdad.

¿Acaso ver todo de forma lógica me hace menos humano?  Creo que sí.

21 jun. 2011

Idea fugaz: La vida.

…la vida, acaso pueda simplificarse tanto, es una cadena de situaciones buenas y malas.  El por qué recordamos con mayor facilidad las cosas malas es porque estas nos dejan lecciones, enseñanzas para no repetir los errores del pasado —al menos, eso queremos pensar. 

¿El problema?  Si el hombre realmente aprendiera de sus errores pasados, eso que llamamos guerra seria cosa de los libros de historia.

3 jun. 2011

Propuesta peligrosa

Vamos a suspender nuestra credulidad por un momento.

¿Como reaccionarias si alguien te mostrara la vida perfecta que podrías llevar?  Si alguien te diera una visión de como seria tu vida si todo lo que deseas, todo lo que haría feliz, estuviera al alcance de tu mano; no, no solo al alcance de tu mano, sino que lo tuvieras.

 La vida perfecta incluiría todos esas cosas con las que has soñado: pareja, trabajo, dinero, éxito; absolutamente todo aquello que te haría pensar que tu vida no podría ser mejor...  Aquí esta el truco, eso es solamente una visión, un pasaje efímero sobre todo lo que tenes, ya que eventualmente tendrias que regresar a tu realidad.

¿ Aceptarías?

Un debate presidencial digno de un cuadrilátero de lucha libre.

No soy muy apasionado de la política activa   —digo activa porque todos, de una u otra manera hemos hecho política, acaso en el pequeño nicho, nuestro círculo social—   pero el día de ayer una conmoción sacudió mi timeline en Twitter   —dicho sea de paso, un término groseramente mal utilizado: solo nosotros podemos ver nuestro TL en su totalidad, así que es poco probable q seguidores, o terceros, vayan a tener alguna reacción hacia tu TL cuando, formalmente, solo podemos observar el nuestro—:   Un debate presidencial entre los candidatos que lideran las encuestas públicas   —palabras del moderador, no mías.   La mesa/foro/debate consistía del Dr. Suger, el Dr. Caballeros, el Dr. Baldizón, el Gral. Pérez Molina y la Licda. Sandra Torres   —entre a Wikipedia para confirmar su apellido de soltera y me encuentro con esta “bella” línea de introducción: “Prostituta número uno de Guatemala, especialmente caracterizada por su capacidad de manipulación, corrupción, falsedad y total irrespeto a las leyes del país. Es la ex-primera dama de Guatemala.”

Decidí tomarme el tiempo de observarlo, debido a que las elecciones que se nos aproximan han tenido un tinte particular de drama que es imposible, bajo todo concepto práctico, de ignorar; creo que solo obtuve de ello unos pequeños fragmentos de información y una ENORME cantidad de decepción de cómo se desarrolla lo política del país.

El Gral. y Sandra no hicieron otra cosa que tirarse indirectas, y directas cerca de la recta final del debate, durante todo el evento.  En serio, fue algo sacado directo de una escuela primaria   —creo que con eso insulto a los pobres pequeños que todavía tienen la capacidad de ser civilizados.  Por otro lado, el Dr. Baldizón fue aparentemente mal informado, pues tengo la certeza que el señor pensó que se encontraba un mitin —meeting— frente a sus seguidores, porque no dejo de gritar durante todo el foro, cosa notable para los organizadores del evento que tuvieron que recorrer, considerando que decirle que bajara la voz seria harto irrespetuoso, a bajar el volumen de su micrófono a medio “discurso”.

No me he olvidado de los otros dos panelistas —Doctores Suger y Caballeros— pero su papel en este show fue mínimo, porque a diferencia de lo que pueda creerse, y como lo dijo un buen amigo mío, apuntar dedos y pedir disculpas por el show también roba cámara y gana un par de adeptos.  Pero, a diferencia de los otros tres “panelistas”, ellos si presentaron propuestas un tanto más concisas —e increíblemente breves en el caso del Dr. Suger. 

Entre los momentos cómicos del asunto encontramos:

Dr. Suger: Durante una de sus disertaciones se llevó más tiempo de lo usual, para lo cual el moderador tuvo que emplear un timbre, lo cual saco de concentración al Dr.  A partir de ese momento, y hasta su última intervención en el foro, se dedicó a dar respuestas puramente puntuales —incluso numeradas—, creo que no pretendía ser interrumpido una vez más durante su turno.


Gral. Pérez: Tal como lo coloque en Twitter, el Gral. tiene la muy mala costumbre de comenzar todas sus disertaciones tal y como yo comienzo mis introducciones en reportes y trabajos escritos: SOLO PAJAS.  Pareciera, en un principio, que buscaba la forma de esquivar la pregunta, pero tiempo después regresaba a ella, confundiendo a todo aquel que se dejó llevar por sus palabras iniciales.


Licda. Torres: Si, hasta donde tengo entendido es Licda. en Ciencias de la Comunicación; si a todos los demás les pongo título formal, ¿Por qué a ella no?.  En fin, su momento cómico fue, durante una de sus disertaciones, utilizar material auxiliar didáctico —unos mapas para ser preciso.  El primero de ellos lo coloco bien, pero al sacar el segundo, y debido a que en esa pequeña mesa que tenia de frente, obviamente diseñada con el solo propósito de sostener un vaso de agua, saca el segundo mapa, este colocado al revés; tardo un par de minutos en darse cuenta  —principalmente porque el auditorio se rio al ver su error— pero siguió como si nada.


Dr. Baldizón: Como mencione antes, el doctor fue mal informado, pues pareciera estar en un meeting y no en un foro.  Debido a esto se dedicó a gritar en TODAS Y CADA UNA de sus disertaciones, al extremo que los organizadores del mismo se vieron en la “dura necesidad” de bajar el volumen a su micrófono… mientras transcurría una de ellas.


Dr. Caballeros: Nada fuera de lo común, al final y al cabo creo que fue el que menos destaco por cosas “graciosas”.  Lo más particular es que él, como todo buen pastor de iglesia, realizo sus palabras de cierre parado; fue el único que se puso en pie para terminar su argumento.  Eso y, al igual que el Dr. Suger pero en mayor medida, se dedicó más que todo a leer y no a “recitar” lo que fuera que se tuviera que aprender, al riesgo de parecer poco preparado para el foro.


A pesar de tener su lado cómico, este foro sirvió para demostrar que los políticos tienen una noción un tanto distorsionada de cómo deben funcionar las campañas políticas que, robando las palabras de un amigo, debe ser: “Por qué se critican señores!? Por qué!? Yo quiero saber porque se considera capaz, no porque considera incapaz a otro

24 may. 2011

Argumentos “lógicos” ilógicos.

Una idea que se me vino a la mente sin razón en particular —al menos no una que recuerde en este preciso instante— es ese intento fútil, necio y, francamente innecesario que tienen algunas personas de refutar todo lo religioso en base a argumentos lógicos.

La premisa principal de esto es, y a mi parecer la única necesaria, que la religión no se basa, y nunca lo ha hecho, en la lógica; la fe es el fundamento principal de toda creencia religiosa:

Fe: Creencia en algo sin necesidad de que haya sido confirmado por la experiencia o la razón,
o demostrado por la ciencia.

Si partimos de esto, parece evidente que tratar de introducir argumentos lógicos como parte de un debate para “probar” lo equivocado que esta la religión —¿Cómo exactamente probas lo erróneo de algo que está fundamentado principalmente en una creencia que no necesita evidencias?— se convierte en un ejercicio en futilidad de forma tan extraordinariamente rápida, que el solo hecho de llegar a usarlos parece no tener mayor sentido, desde un punto de vista práctico.

7 may. 2011

…en el tren de la nostalgia.

Así que finalmente llegue a mi cierre, llegue al “final” de la carrera —no soy tan ingenuo para realmente creerme eso del final, por cierto— y, como era de esperarse, entro una enorme oleada de nostalgia después de mi último parcial.  ¿Qué decidí hacer con ella?  Dejarme llevar.

Durante gran parte de mi vida universitaria tuve la costumbre de caminar desde el T3 hasta el S12/S10 y de regreso, en ocasiones circundando por el exterior de la universidad para extender la caminata.  Esta vez no fue la excepción; salí temprano de mi examen y decidí caminar para perder el tiempo, es aquí donde me doy cuenta que sería de las últimas veces que podría hacer eso, al menos como estudiante oficial de un semestre completo, así pensé en darle un pequeño twist al asunto: ir a visitar mis antiguos salones de clases, en el S12, S10 y S11.

Mientras caminaba pensé en todas las cosas buenas y malas que me sucedieron como estudiante de la USAC; todos los enojos y alegrías, todos los sinsabores y satisfacciones, todo el ying y el yang del asunto.  Pase por el S12 primero, donde mis recuerdos van más allá del ámbito académico —detalles no necesarios—, donde recibí clases, donde conocí personas, donde forjé amistades duraderas… vaya, nunca pensé que fueran a ser tantos los recuerdos que tendría de ese lugar.

A continuación visite mi edificio favorito, el S11 —para los que lo conocen, sé que no parece gran cosa, pero algo en su simplicidad y aparente soledad se me hizo tan llamativo—allí no recibí muchas clases, tres para ser exactos, pero aun así me trae suficientes recuerdos del agrado que me causo el edificio tantas veces.

Por último, visitar el S10, donde todo comenzó, donde se inició el gran trecho en el cual estoy próximo de caminar el tramo postremo. Les seré honesto, no recuerdo el salón exacto donde lleve mis primeras clases —lo busque en el sitio de ingeniería, pero no tienen los datos de tantos años atrás— y, aun así, el estar parado de nuevo allí, me hizo ver que tanto todo ha cambiado y que también todo sigue igual.  Antes de retornar para irme del campus, pase comprándole un par de cajetillas de chicle a la misma señora a quien se las compre el primer día de clases, para cerrar ese círculo que marca el hito de una vida.

En mis caminos recordé tantos lugares que me traen buenos recuerdos, desde pláticas hasta regaños, pasando por peleas y confesiones… de todo un poco se vivió allí.  Como dato curioso, precisamente ese mismo día vi a mi primer crush de la universidad —si necesitan saberlo, me enamoré de sus ojos— y comprobé, como a veces me parece difícil creer, que no en vano pasa el tiempo en esta tierra.

Cuando recién entre a la universidad me negaba a creer que podría tener un céntimo del atado sentimental que tuve —y aún tengo, pero en mucho menor grado— con mi colegio, pensaba que era un lugar demasiado amplio, acaso aparentemente inhumano, como para poder engancharme a éste; allí estuvo mi error, no me enganche a éste —al menos, no tanto— sino a los recuerdo que en él obtuve, a las experiencias que por él se iniciaron, a las personas que allí conocí y que significaran demasiado por el resto de mis días, aun si la situación nunca será reciproca de modo alguno.

Mi problema con el Alma Mater es que es una entidad muy mecánica, fría, descorazonada e inhumana; un gran Leviatan apostado en la parte sur de la capital.  Y sin embargo, lo humano, la sangre y la vida la formamos nosotros; nosotros y los recuerdos que nacieron allí 

Una mesa que representa la honestidad de una platica, una banca que representa confesiones, otra orilla que materializo los sentimientos y la verdad.  Un camino, una banca, una mesa, un pasillo que me acompaño en la soledad entre miles de personas a mi alrededor; y otros tantos que representaron el lado humano y social en mi.

Esa circulación, esa vibración, ese todo; eso es nosotros y nosotros somos ello.

El cambio y lo perpetuo, el principio y el fin, el crecimiento y lo estático...  El yo de ayer y el yo de hoy: porque todo cambia y todo sigue igual.

30 abr. 2011

Semana Santa en Guatemala; la Semana Santa en mi vida.

Algo que me ha hecho ver la Semana Santa (S.S. de ahora en adelante) de otra forma es el rito de visitar siete sagrarios —aunque acepto que rito suena altamente exagerado, podría cambiarse por tradición—.

Para aquellos no estén familiarizados con esta tradición — ¿ven cómo se ve mucho mejor? —, consiste, en su forma más minimalista, en visitar siete iglesias durante la noche del Jueves Santo.  Con mi poca familiaridad hacia la tradición —llevo tres años en ella, si mal no recuerdo— me impide decir si el ésta involucra algo más que la pura visita, puede que se pongan velas, se haga una oración especial, que se yo…  pero digreso, el punto al que quiero llegar es que esta tradición me ha demostrado el poder que tiene la religión en la vida de las personas.

Me es difícil imaginar alguna otra ocasión en la que el pueblo de mi país esté tan dispuesto a arriesgar el pellejo, que en estos tiempos puede reducirse al salir tan solo para ir a la tienda o farmacia,  con tal de sentirse parte de una tradición que va más allá de los credos, de las razas, de las clases y de tantas otras características.  Por tercer año consecutivo no puedo sino sorprenderme  —con una enorme sonrisa en la cara, por si no fuera poco— de la enorme cantidad de gente que se podía ver alrededor de la media noche a través de las calles principales de la zona 1; más aún ver a gente caminar bajo la lluvia —cosa que para mí es de sumo agrado— con tal de no perder la oportunidad de visitar esa iglesia que es devota de su corazón.



Por otro lado, hoy, mientras platicaba con un amigo, me menciono que había una razón en particular por la cual él no estaba en total acuerdo con las procesiones durante S.S.; recuerdo que uso un pasaje bíblico para justificar su argumento —no me atrevo a decir cual, siendo la única razón de esto el que no me acuerdo; no le haría justicia si intentara adivinarlo o buscarlo—.  En este pasaje se contraponía el hecho de venerar o ejecutar penitencias/sacrificios en oposición a un simple voto de obediencia —una vez más recuerdo que estoy parafraseando el asunto—; mi amigo reflejo que la “penitencia” que realizan los cargadores durante las procesiones de S.S. son la versión actual de esa veneración que Dios rechaza en el pasaje bíblico; no pude evitar argumentarle que, en realidad, la tradición de procesiones no es más que un paralitúrgico (una acción o tradición que esta fuera del rito litúrgico establecido por la iglesia organizada) y que por lo tanto no refleja el actuar de la iglesia católica, sino más bien la idiosincrasia del católico guatemalteco, que ve en esta tradición un puente de redención o simplemente una tradición enraizada en nuestra cultura.  Puedo sin ninguna pena admitir que cuando cargue —una sola vez en mi vida— pensé que todo el asunto, más allá de la mística del momento, podía considerarlo como una especie de penitencia, pues termine sangrando del hombro y todo el asunto —aclaro que nada tenía que ver con alguna especie de milagro o similar, simplemente un pequeño alambre que es parte de mi entonces uniforme de gala—, mas ahora lo miro como un lindo recuerdo y experiencia que todo guatemalteco debe tener.



Al final de todo lo que puedo decir, la S.S. significa mucho para muchos, al extremo que no se puede englobar en un solo escrito —Dios sabe que esa no es mi intención con este embrollo de palabras— pero, a mi manera de ver, queda más que claro que es algo que cambia totalmente el actuar del pueblo, algo que nos motiva a mostrar lo mejor de nosotros y que representa todo aquello que debemos alcanzar durante esa semana y mucho más allá de ella.

Porque es parte de lo que
nos hace Guatemala.

30 mar. 2011

El valor de la confianza…


…es totalmente incalculable; permítanme me extiendo.

Uno de los regalos más importantes que puedo yo recibir de alguien es su confianza; esa capacidad de ver en vos a una persona en la cual puede confiar infinidad de cosas, desde las más banales hasta las más serias.  Es difícil comprender como exactamente se llega a ese punto —está por demás decir que cada persona tiene un punto distinto—, sin embargo sucede.


En mi caso particular —aunque sería iluso pensar que es exclusivo— esos lazos de confianza tienden a aparecer de la nada, en tan poco tiempo que no puedo explicarme exactamente el por qué o cómo sucedió.  Personas resultan contando, durante una plática que a mi parecer lleva un camino monótono, rutinario y común, ciertos detalles de su vida que de ninguna manera esperaba enterarme, no porque tuviera algo en contra de ello, sino simplemente no parecía encontrarse alguna señal de que la persona te viera de esa forma, como alguien a quien se le pueden contar ciertas cosas que no todo el mundo debe saber.


Esto anterior no me ha pasado solamente con amigos —aun si me he topado con momentos sorpresivos de confesión por parte de algunos cuantos— sino de personas que, para todas las intenciones y propósitos, no van más allá de ser conocidos, personas con las cuales no supones una relación que sobrepase los saludos cordiales y algún intercambio de palabras del tipo diplomático.

La idea detrás de esta entrada en el blog se remonta a un par de casos en particular que se me han presentado durante mi practica en donde personas, con las que he compartido a lo sumo un par de horas, ven en mi algo que los empuja a contarme cosas que, en mi opinión, no se le cuentan a cualquiera.  Esa muestra de confianza sin ataduras, sin motivos ulteriores —o eso me gusta pensar— y sin razones aparentes me hace pensar que soy una persona muy afortunada por poder contar con esa símbolo de confianza por parte de otra persona.

Esta confianza resulta ser una alegría y, dependiendo de lo que se comparta, una cruz.  La alegría consiste en saber que alguien ve algo en vos, lo que sea, lo suficientemente estable, fijo o concreto como para revelarte todo aquello que a pocos muestra; la cruz se materializa en el momento en que este algo no revelado suele ser muy profundo, impactante o fuerte.

Incontables veces me han contado cosas que me suponen algún tipo de cargo de conciencia, sea por la razón que fuere, y que al final de todo termina siendo una especie de cruz, cruz que representa una carga que estoy dispuesto a aliviar de sus hombros.  Dicho esto, y a título personal, no soy precisamente del tipo que le agrada compartir mis “cruces” con nadie —cosa que ha sido tema de reclamo, un sin número de veces, entre mis amigos más cercanos y yo—.

El propósito de esto es, aparte de expresarme, dar un saludo y agradecimiento silencioso a todos aquellos que de alguna u otra manera me han elegido como el ente para recibir esa confianza, es un honor poder formar parte de su vida, siquiera sea solamente en esta medida, pero que representa una responsabilidad para con ustedes que estoy totalmente dispuesto a continuar ejerciendo.

De todo corazón, gracias.