24 dic. 2015

El regalo.

¿Qué regalar en esta Navidad?  Al final si le preguntas eso a cada uno de los que te rodea, podes obtener una cantidad obscena de respuestas distintas: juguetes, joyas, ropa, chocolates, rosas, dulces, dinero; nada.

Créanme, con gran parte de la humanidad poniendo su mayor empeño —y están también aquellos que no ponen empeño alguno porque la Navidad es comercial, es para débiles o simplemente no tienen sobre quien enfocar dinero y atención.

¿Qué regalar en esta Navidad? Los gustos son tan distintos, tan variados, tan cambiantes que difícilmente se puede quedar 100% satisfecho con lo dado, acaso la idea es, precisamente, quedar bien con el otro; y está bien, es perfectamente entendible: ¿acaso no se regala para poder agradar?

Bueno, eso parece una odisea curiosa por la cual estamos dispuestos a pasar en cada ocasión que se nos ocurra.  Voy yo hoy —raro, lo sé— a proponer que agreguemos a la lista de regalos algo más, no es algo diferente ni raro; no es algo caro ni extraño; no es nada que no nos sea natural: darnos la oportunidad de hacer a otro sonreír.

En estas fiestas la melancolía y la tristeza es algo tan natural como los regalos y la comida; todos y cada uno de nosotros tenemos la chance de poder dar un poco de alegría a otros.  No voy yo recomendando que tratemos de abrazar o hacer reír a extraños, no: no queremos heridos en estas fiestas. 

Lo que propongo es que esos abrazos, esos gestos, esas bromas, esas pantomimas se den a su familia, amigos, pareja; realmente puede que detrás de esa sonrisa o saludo cordial halla un mundo de dudas, sombras y miedos que pueden apagarse, se pueden enmudecer con tales gestos.  Eso, amigos y amigas, eso es realmente el objetivo de estos días.  La felicidad es algo que puede darse y recibirse; un regalo preciado que puede durar un instante o recordarse toda una vida.


Hoy, como un extra a lo ya comprado, demos el regalo de la felicidad; quién sabe, quizá alguien allá afuera nos devuelva el favor y cree algo qué, para nosotros, sea para nunca olvidar.


Escuchando mientras escribía: #np Disclosure, Sam Smith - Omen - Radio Edit