29 jul. 2013

Al ritmo de los latidos del corazón

En mis días el baile se ha visto redefinido a través de los ojos de muchos de igual número de maneras: algunos hace un trabajo de ello, otros tantos lo hacemos un hobby y otros mas viven y respiran música.

Los últimos toman esta pasión y la hacen suya -en niveles distintos de compromiso y apego-, una innegable e inherente parte de su ser.

El sábado 27/XII fui testigo de un despliegue de ritmos, de tonos, de pasos y cadencias pero mas qué eso fue un despliegue de pasión, sentimiento y vida.  Un grupo de jóvenes y señoritas de distintas fondos y con caminos distintos se fundieron al son de Guatemala y al ritmo y palpitar de sus corazones.

Un saludo para ustedes, mi mas sincera felicitación y mi mas profundo agradecimiento por darme una perspectiva nueva de lo qué puede significar la danza cuando el ritmo qué la guía son los latidos del corazón.

11 jul. 2013

Yo como cupido

Empiezo a sospechar que mis incursiones en las relaciones entre personas tomando el rol de cupido tienden a seguir un patrón curioso.

En las últimas ocasiones qué he llegado a ello, y qué, además, he tenido éxito se ha suscitado una curiosa situación: yo me he encontrado en una relación paralela con otra persona mientras intento ser el "cupido" de terceros.  Lo cómico -o asi quiero verlo- es qué mientras la relación de los terceros florece la mía se cae en picada.

El problema con mi teoría es qué, como se imaginaran, no estoy realmente emocionado con el prospecto de recopilar mas evidencia acerca de estas casualidades qué puedan no serlo.